Patatas panaderas

Encuentra tu receta de patatas panaderas

Pollo asado con patatas panadera

Si hay un plato sencillo y que suele ser preparado o en muchas ocasiones comprado cuando no se tiene tiempo o ganas de cocinar es el clásico pollo asado con patatas, un plato muy fácil de hacer que os vamos a enseñar a preparar en esta entrada.

Para la elaboración de este plato para cuatro comensales necesitaremos:

Pollo asado con patatas panadera
  • Un pollo entero de 1,5/2Kg.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 5 ramitas de tomillo.
  • 6 patatas medianas.
  • 4 cebollas.
  • 450 mililitros de caldo de pollo.
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Modo de elaboración

Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados y pelaremos y lavaremos bien las patatas. Las cortaremos de un grosor de menos de medio centímetro, algo que podemos hacer con la mandolina de una forma rápida y segura. Las cebollas las pelaremos, quitaremos la primera capa y también las pasaremos por la mandolina.

Frotaremos todo el pollo asado con las ramitas de tomillo y también con la mantequilla, procurando cubrir toda su superficie. Por otro lado, pondremos las rodajas de patata y cebolla en un bol y salpimentaremos al gusto.

Con aceite de oliva o mantequilla aceitaremos una fuente grande para horno e iremos colocando las patatas y las cebollas y le añadiremos el caldo de pollo.

Antes de meterlo todo en el horno, nos aseguraremos de que la rejilla esté completamente limpia y la pondremos lo más alto que podamos porque ahí va a ir puesto el pollo y abajo las patatas en la fuente.

La razón es porque queremos que la grasa del pollo vaya goteando sobre las patatas, transfiriéndoles todo su sabor y estas irán haciéndose gracias al calor y al caldo de pollo que hemos puesto por encima de ellas.

Cocinaremos durante una hora y media o dos horas, dependiendo del tamaño del pollo y de la calidad del horno. Las patatas deben estar doradas pero suaves y para comprobar que el pollo está hecho debemos pinchar su parte más gruesa y ver si está correcto o necesita un poco más de horneado.

Si todo está correcto, con mucho cuidado sacaremos primero el pollo y lo pondremos en una fuente, después sacaremos las patatas. Colocaremos una cuna de patata en cada plato de los comensales, trincharemos el pollo en cuatro partes y naparemos todo con la deliciosa salsa que ha quedado en la fuente de las patatas.

Consejos

Si queremos, también podemos utilizar romero en lugar de tomillo, también marida a la perfección con el pollo o también meterle varios trozos de limón en su interior antes de meterlo en el horno, el sabor será espectacular.

Para que éste se haga antes, podemos pincharlo por toda su superficie con un tenedor antes de meterlo en el horno, así el calor lo irá haciendo por dentro desde el principio.